viernes, 8 de agosto de 2008

Yo, bloguero

Para que pueda ser

he deser otro, salir de mi

buscarme entre los otros

los otros que no son

si no yo existo los otros

que me dan plena existencia

Octavio

Hace unos meses decidí que quería conocer la voces tras el teclado, la miradas que se reflejan en el monitor. Había decidido conocer a los blogueros que leía, a quellos a quienes podría reconocer por sus comas y acentos, pero sería incapaz de distinguir si me los topase en el metro o en alguna cantina.

Sí, lo acepto, es un poco de egoísmo y egolatría (dis.fra.za.da.de.un.no.se.qu.e.ti.po.de.or.gu.llo.) aceptar que yo inicié el numerito. Un par de mensajes por msn, y de pronto un día, de la nada, las relaciones virtuales (relaciones TELMEX, como me gusta llamarlas) encarnan en un par de cervezas y diez pares de piernas que transfoman la noche en un simpleza.

Una reunión de blogueros que no se conocen es una cosa bella (píntenme pito por la cursilería). Es como bajarse los pantalones la primera vez, o ir al cine acompañado a ver una película que ya habías visto solo, o subirte al metro y coger la dirección contraria por accidente y aún así, llegar hasta la terminal; eso es una reunión virginal de blogueros.

Si Cortázar creía en los Famas y en los Cronopios, yo creo en las Fiestas y en las Soledades. Una reunión de blogueros es un encuentro de Soledades que terminan formando una Fiesta. Y cada jueves de cantina las Soledades llegan en mayor número aunque con métodos discretos; por lo general son invitados por otras Soledades, ñpero muy pronto adquieren autonomía y se incorporan y extienden sus tentáculos y comen tortas contigo y beben chela a tu lado y cada jueves son más y yo no se que putas pasa y hola te presento a tal y mi blog es taly tengo un perro qu se llama así y mi novio me dejó asado.

En este momento de mi vida, mi madre o mi padre o mi amigo de la infancia, serían las personas más incapaces para escribir mi biografía. Antes creo, habría que remitirse a mi blog, y a una entreviste a los presentes de los juebebes.

No abusemnos de la palabra escrita, cuando están los jueves. He dicho. Así de purititas barbas¡¡

18 comentarios:

Profana dijo...

Cierto es que no es bueno escribir de más, cuando se puede conversar al abrigo de unos alcoholes.

Si creo que resulta inevitable que más personas se vayan uniendo. Pero no dejemos de reconocer que hay gente que es ícono, indispensable, no-es-lo-mismo-sin, básico... tú entre ellos.

Sólo puedo agradecerte la iniciativa, pues mis jueves ya no son lo mismo sin mis buenos amigos bloggeros, en quien he encontrado gente absolutamente maravillosa!

Lear dijo...

Una reunión de blogueros es como pelar una naranja. O como comerla. O como ambas. Siempre hay algo debajo y siempre se escurre el jugo, pero gusta harto.

dèbora hadaza dijo...

ching... y yo tan lejos!!

El Rufián Melancólico dijo...

Pos ha sido un placer participar de las Fiestas y las Soledades. Y que se unan más y que orbiten muchos otros y que se vayan y que se queden los que deban quedarse y que se unan los que menos imaginamos y que nos juntemos y desperdiguemos según el clima, el ánimo, la cartera y los viajes. Pero pos también sigamos escribiendo, no? Yo también le apuesto por el abuso de la palabra escrita (pa' qué escatimar si andamos de derrochadores?) Hasta el post o el brindis que siga, don Isteri.

Nostálgica Anónima dijo...

Ciertamente, es una cosa bella, y es posibilidad.

Qué bueno haberlos visto el juebebes, me dio muchísimo gusto!!!!

***
...vaya, supongo que mucho de lo que somos está allí, en las palabras, en las letras; pero -a la manera de Pavese- las interacciones blogueriles hacen que no olvidemos que ante una página escrita, somos seres humanos, y un ser humano nos habla.

Un abrazo =)

Lilián dijo...

También he pensado eso toda mi vida (mi vida bloguera activa), pero todos los demás lo toman por: BOLA DE NERDS.

La "vida real", como llaman a la vida fuera del bló y los posts y los comentarios, a veces es muy incompleta. No hay mayor dicha que "recomentar" un post en viva voz o escuchar una anécdota que te suena familiar, por haberla leído más o menos nítidamente, y de nuevo descubrirla con más detalles y sin censura.

A mí me gustan esas ondas de Soledades y Fiestas. Y siempre el hielo se rompe más rápido cuando hay un nick de por medio.

Cynthia Ramírez dijo...

Yo digo: Abusemos de la palabra escrita! Abusemos de la charla! Por qué tener que elegir entre una u otra?

hija de zeus dijo...

Uy y yo que nunca he podido ir... ¿no será que un dia las organicen en sábado?

Besos.

Defeña salerosa dijo...

Bien llegador el post. Y lleno de razón...

dijo...

Reunión de blogueros?

*miedo*

O__O




yo quiero ir :(

Sra.Calamaro dijo...

he vuelto!!
te mando un abrazo!

Emilio dijo...

Fiestas y soledades. Me gustó mucho la imágen. y Cynthia y Rufián tienen toda la razón.
abrazo a todos

Ricardo Arce dijo...

ya mejor no le hago a eso.

la valedora dijo...

tanto tiempo sin verlo y sin leerlo... podría escribir su biografía aun cuando he estado tan distante? no lo se...


saludos y espero que la distancia se acorte y los encuentros regresen...

Rafael Merino Isunza dijo...

Los jueves son el acento de la semana y creo, sin temor a equivocarme, que de la vida de muchos de los que asiduamente vamos a compartir ese espacio. Rompemos rutinas, abrevamos conocimiento y alcoholes, respiramos aire nuevo y humo de cigarro y esa noche simplemente es corta y viva.

Gracias a todos los contertulios.

Yo soy ella dijo...

una de las mejores cosas, no que digo de las mejores, la mejor que mu pudo haber pasado fue ser invitada a los jueves de tertulia.

Pero chale, que se pierte usted este tan lleno de acción.

Beso isterico.

Karla V dijo...

ahh qué rico!

tienes razón en que conocer a un blogger es algo muy raro pero chingón. yo así conocí a mi amor muajajaja!!

a ver si cuando me descuelgue por el defe me invitas a una de esas reuniones :D


menos palabras y más chelas! me agrada esa voz.

Cynthia Ramírez dijo...

ok, ok "no abusemos de la palabra escrita" peeeero tampoco abusemos de la ausencia gráfica!!