sábado, 10 de enero de 2009

Regalé mis libros (no es cierto)

"Cuando Dante caminaba, la gente le tiraba piedras,

pensaban que en verdad, había estado en el infierno"

José Emilio Pacheco


Leer era la mejor forma de fantasear que por mucho tiempo tuve, leer era la mejor forma de nutrirme para escribir y para seguir leyendo; hasta que descubrí el helado de maracuyá, o los bares en lunes con glen livet o ver la luna llena con lentes de sol o manejar dando vuelta sólo a la derecha o las cucharadas de salsa tamazula mientras suena Nina de fondo o los espejos a media noche o los taladros haciendo huecos sin parar, o las especias italianas sobre aceite de oliva con ajo y el sonido del sarten tras la caída del pimiento, y los perros ajenos, sobre todo los perros pobres y flacos y tristes, y las miradas furtivas de las nueve en el autobús y los tiros con efecto en el boliche y la mirada lateral de las palomas blancas, y la mirada lateral de las palomas grises y en general la mirada como de reojo de todos los animales, y de paso todos los animales, o la mayoría de ellos; antes me nutría de leer, pero descubrir a los animales me hizo menos dependiente de la lectura, Balzac no podría competir contra mi piraña rastreando un pececillo, o contra los armadillos o la textura de las cochinillas o una ballena de 7 metros pasando por debajo de tu pedorra lanchita o una tarántula sobre tu rostro o sobre otro rostro y en general también cualquier rostro con pómulos de durazno o mejillas de canela; me gustan los rostros que miran como queriéndote encontrar la nuca o un horizonte desconocido, los rostros en las mañanas de domingo o en los puestos de periódico, y ver lsa fotos de los periódicos, sin leerlos, en las noches en que me siento solo a la mesa y ceno plácidamente en mi casa y nomás estamos el silencio y un servidor, oliendo el tiempo, porque el tiempo no se ve pasar, se huele, pongan atención y ya verán.



Así de barbas.

14 comentarios:

fonema dijo...

Exacto. No hay droga, no hay libro, no hay chela que excite tanto como la vida ocurriendo alrededor.
Muchos posts de éstos.

Lear dijo...

Bueno, hay muchos escritores que son re bestias, tons por ahí hay que entrarle.

Alice dijo...

El mundo es fascinante...

Brujísima dijo...

y cuando se quiere escribir ciencia ficción cómo se le hace?

Emilio dijo...

Eso estuvo buenísimo Isteric: bravo, voy a ver si hay luna para mirarla con mis lentes oscuros. Bravo también por la foto del bigotón y por el nuevo diseño que permite leer las entradas. saludos!

La Sibila de las sílabas sibilantes dijo...

HeRmOso, hermoso!

(Justo hablaba con una amiga sobre la manía de hablar sobre la literatura y las cosas que menciona la literatura.

¿Por qué no hablas de las cosas -me decía- simplemente, de la vida?)

Porque, muchas veces, hablar de esa vida palpitante es más arriesgado -me dije-... las palabras de otros a veces funcionan como costas, cuando uno tiene miedo de aventarse al mar.

Me encantó tu post Isteri!!!!!

ALFRED33PSD dijo...

LA CORDURA TE CARACTERIZA huronidas, ASÍ COMO LA CLARIDAD DE PENSAMIENTO, SIN EMBARGO ENTRE LA TELARAÑA DE TUS LETRAS SE PERCIBE EL INSTINTO ANIMAL QUE HA VUELTO EN TI Y NO HA LOGRADO SALIR AÚN.

PERMITE QUE SE LIBER, QUE ESTALLE, QUE ENCIENDA LO QUE HAYA A SU PASO, SOLA AVISAME CUANDO ESO SUCEDA, YA QUE EL PASADO VIERNES VI LA TORPEZA DE TU MANOS Y LIQUIDOS DERRAMANDOSE POR DOQUIER.

UN ABRAZO FRATERNAL HERMANO, AUNQUE LA REVOLUCION FRANCESA, NO FUE COHERENTE CON SUS POSTULADOS.

Mariana(: dijo...

Apagaré la computadora & me iré a vivir allá, allá afueritas.

Pequeña capitalista dijo...

Ok todo eso me parece válido y convincente pero que alguien me explique por qué Isteri se convirtió en Don Isteri???? o nomás así de barbas?

Brujísima dijo...

así de barbas, cómo la ves, pequeña capitalista?

Don Isteri dijo...

De purititas pinchis barbotas

(bueno, es que este año cumplo 30
:(

Eutymia dijo...

jajaja, q risa la nueva apariencia de tu blog... pasando a otros asuntos, q buen post! repleto de imágenes que se antojan. Debo confesar que los libros no son amantes celosos pero si no les doy atención de cuando en cuando, comienzan de chingaquedito. Así q mejor no descuido a unos ni a otros.

dèbora hadaza dijo...

si la realidad supera la lectura :D saludos

Ricardo Árbol dijo...

jijos de las grandes vergaduras... ¿Y hora a qué te huele esto?