miércoles, 11 de febrero de 2009

Estar en el mundo

Conocí a una señora de 102 años que iba acompañada de su hijo nacido en el 36. Ambos, con la piel surcada y la mirada viva, bebían pulque blanco en un buen changarro de la colonia Obrera. Caí al sitio por obra de algunos azares alcohólico-políticos y de pronto me encontré escuchando a la doñita centenaria platicar sobre la herida en su frente, impronta de una batalla cuando el general Villa. Después contó anécdotas sobre el otro general, Cárdenas, y más tarde habló sobre la importancia de la política, de la tierra y de la vida. En ninguno de los temas abundó porque prefería apurar el contenido de su vaso.

Para el pulque soy muy pendejo. Me bebí un litro de Curado y diez minutos más tarde salí a vomitar el árbol del vecino. Me fui a casa sin despedirme de la banda y al llegar a mis canábicos dominios, zaz, otra sesión de pulque abandonando esta trompita que se han de comer los gusanotes (ni eso, que me quemen, que me quemen¡¡).

Ya repuestito, decidí sentarme un rato a la taza, nomás con intensiones de leer y como profilaxis ante la posibilidad de que apareciera de nueva cuenta Mister Curado. Fue entonces cuando vi que tenía una edición de El Pais sobre la caja del wc y me puse a leerla. Leí una entrevista a José Antonio Fortea, exorcista.

Pepe Toño Fortea es uno de los sacerdotes más acá en España, (y se preguntarán ustedes, barbones lectores, qué chingaos es un sacerdote acá) lo que quiere decir es que le rompe su madre a todos los demonios (comprobado), multiplica panes (en análisis) y cena diaro con doce cabrones a la mesa (comprobado).

Fortea asegura que el pedo con el exorcismo radica en que hay hartísima cantidad de demonios, cada uno con carácter, forma tamaño maña y poderes distintos, pero que nomás es cosa de no amilanarse, aplicar las oraciones y las goyas en el momento preciso, perseverar, mantenerse en la pureza más pinche pura, pa que el maligno sepa que el rival no se anda con debilidades, y de pronto, pum, sale la chingadera invasora y las campanas de la iglesia más cercana tocan Las golondrinas.

¿Y el vómito verde?

12 comentarios:

Ricardo Árbol dijo...

Bien:

Revolucionarios hasta el fin o El pulque exorciza.

Invierno Funk dijo...

esta pocamadre lo de la ruquita mas ruquesema y su hijito jojo

chingon post!

Danke dijo...

O sea que tus demonios se amilanaron con un litro de pulque?

oraciones y goyas en el momento preciso? jajajajajaja. Creo que ninguna de las dos funcionaria en mi caso

SalU2

Générique dijo...

¡Crurado de apio! Ese, sin duda, causa babas verdes y, si se lo apura uno muy de prisa o en demasía, vómito del mismo color.

Siempre me he preguntado ¿y si el deminio es de otra religión? Budusta o Judío, por decir algo ¿y si es de uni privada o desincorporada?

O de plano el Pepe Toño es tan acá, pero tan acá, ¿que las creencias y formación del deminio le vienen guangas? Y él ¡exorciza, porque exorciza!

Profana dijo...

No, pues si lo que se necesita para exorcizar es un litro de pulque, prefiero quedarme con mis demonios, al fin que me caen re bien!

Hubieras echado un bailecito con la ñora, mínimo sacarle el teléfono... Ay, Guarache!

El Rufián Melancólico dijo...

está muy bueno su post, comandante, así con muchos temas y como nada en concreto y lenguaje de apariencia simplona pero preciso. Saludos.

La Sibila de las sílabas sibilantes dijo...

Eso de que "sale la chingadera invasora" tiene varias lecturas en su post. (yo encontré dos, pero yo siempre soy escatológica)

Jejeje, ¿El vómito verde? pues que esperaba después de tan finas hierbas???


Besotes sibilantes, mi buen Don!!!

Stéphane dijo...

Fue difícil vomitar el árbol de tu vecino?

Luchador Socialemócrata dijo...

Ya casí olvida la experiencia de aquel cuasi-inicio de semana, donde deguste las mieles de aquel nectar de un sabor y consistencia inusual, el cual con un par de micheladas en garibaldi, produjo una reacción pasional en mi persona y que terminó en una agradable faena.

La señora (aquella linda viejita), comentaba los abusos que ha recibido por parte de algun empresario que pretende adjudicarse su terreno, pero en fin eso se tendrá que aclarar.


Sobre el exorcismo y esos menesteres, tuve una experiencia inusual hace unos meses.

Espero y las cosmovisiones, no se entrelazen con el sabor de pulque.

Rafael Merino Isunza dijo...

Comandante ¿el exorcista ese que menciona sabrá que el pulque tiene propiedades de agua bendita además de que solamente le hace falta un grado para ser carne?

Brujísima dijo...

EL VOMITO VERDE VIENE CUANDO TIENES UNA INTOXICACIÓN POR BEBER DEMASIADO VODKA KARAT...

Cynthia Ramírez dijo...

Lo de Fortea me recordó una nota que también ví en El País, decía:

"Una investigación realizada por el Vaticano asegura que tanto los hombres como las mujeres pecan, aunque de distinta forma. La flaqueza más común entre las féminas es la soberbia, mientras que entre los varones es la lujuria, informa la cadena británica BBC" Eso era lo que hacía falta! que el Vaticano empezará a sacar datos duros!!

Y usted, de qué peca?