martes, 30 de junio de 2009

Matusalem y el Quijote

El sábado me paré una borrachera y llegué a casa con mascota nueva. En algún momento de la madrugada mientras caminaba por Reforma, me encontré casi de frente con Matusalem y lo llevé a casa. No puso resistencia para subirse al taxi y de inmediato ronrroneó y durmió en mi regazo.

Nos bajamos en el Oxxo, pedí una caguama y un wiskas y nos fuimos a casa.
El domingo fue día de comprar areneros y de calcular edades felinas y de baños con agua tibia. Todo perfecto hasta que llegó el momento de Cagar.

El buen Matusalem nunca había tenido un baño creo, o quizá sí y nomás por sus huevitos arañones tuvo a bien Mear, Cagar, Mear, Mear, Cagar (en estricto orden) en mi cama. Ahora duermo en el puto sillón, el colchón ya mero se seca pero huele a cloro y el depa está lleno de pelotillas con cascabel.

Énseñale a ir al baño, haz que rasque la arena con sus patitas, pónle el hocico en su calabaza y regáñalo, cántale rolas de Easmo Catarino, párate de cabeza, ya te chingaste, regresa al puto gato a la calle...en fin, las sugerencias para solucionar el problema fueron varias y muy variadas. Pero Matusalem se negaba a usar su arenero.

Intenté muchas cosas y cuando mi paciencia (de dos días) estaba por terminarse, encontré la solución. Le di una fumadita a un porro, le eché el humito a Matusalem y despues cogí un poco de yerba y la froté en su arenero. Sabía que aquello ayudaría a solucionar las cosas, pero algo faltaba.

Mi gato no puede cagar a gusto sin leer, supuse, así que corté una página del Quijote y la pegué junto a su baño, de tal forma que pudiese leer mientras se echaba un Keik.....¡¡¡Aquí es donde suenan las fanfarrías y todo mundo felicita a Matusalem por aprender a usar el baño (y con ello garantizarse una vida prangana a mi lado) y a su dueño por detectar las necesidades reales del bicho este. Así de barbas.

13 comentarios:

dèbora hadaza dijo...

jajaja
en serio funcionó?

chOcolAte sEnXuAl dijo...

jajajajajaja

no manches

si no fuera porque odio a los gatos

casi podria decir que el tuyo es la onda

Rafael Merino Isunza dijo...

No hay bicho que no sea pacheco, ni problema que no se solucione con mariguana...

Profana dijo...

Es que no le debiste aventar marihuana... una monita hubiera estado mejor.. que no ves que es callejero???

Profana dijo...

tanto amor, tanto amor?

Lirva Pan Dulce dijo...

Jajajajajajaja, ahora soy más fan de ese tu gato... Que abra un blog, ¿no?


Beso***

Gina dijo...

Qué bien me cayó ése gato¡¡ haber si luego me echa la mano con el Quijote, nunca lo he terminado¡

Miss Rouge dijo...

osea que usted fomenta la adicción en los michos...

hum habrá que ver que más le enseña

Cynthia Ramírez dijo...

No estoy segura de que Matusalem sea lo suficientemente maduro como para tener a un Isteri a quien cuidar y con quien jugar...

Ricardo Árbol dijo...

Ayer aplasté una cucaracha albina con mi pie desnudo, y me acordé de usted.


¿Y ahora por quién no votaremos?

Pelot dijo...

Aplausos!!!

Pelot dijo...

El gato cambia de nombre más adelante. Lo siento es q lo hice un poco mal, empecé la actualización del más reciente a los anteriores je. Déjemelo saber en mi link pa clavarle el cuchillo a la duda no?

Absolut Valium... dijo...

jajajaja, debo conocer a ese bicho
Se rumora que es la onda

...Beso!