lunes, 19 de diciembre de 2011

Contra los obituarios


Maldigo
la necesidad de algunos
por ejercitar el chisme de la muerte,
ese pregonar de últimas miserias
nosocomios
itinerarios de partida y
hundimiento en tierra
primogénitos viudas
minucias de estertores,

mejor hacernos partícipes de la vida
y los actos de la vida
mejor anunciar los orgasmos
los espasmos felices
todas y cada una de las veces
que vencemos la risa de la hiena
y su mofa por caminar junto a ella

1 comentario:

Lyannar dijo...

Me gusta tu manera de reflejar las cosas que la gente, normalmente, no se atreve a comentar.

Acabo de descubrir el blog, así que... intentaré estar más atenta.

Un saludo.