domingo, 29 de marzo de 2009

Confesiones vecinales o te chingaron la macetita (ACTUALIZACIÓN)

Sin que el tigre me advierta

logro entrar en la casa

la fiera duerme:

Eduardo Lizalde

Llegó un vecino nuevo y brabucón al barrio. En realidad es un hijo e puta que se mudó un piso arriba del mio pero en el ala contraria del edificio, lo que significa que si abrimos la ventana nos vemos de frente, el hacia bajo yo hacia arriba.

Se queja con todos y por todo, que si gritas cuando coges, que si huele mucho a marihuana que si apesta a tabaco, que el edifcio vive en la parranda, que bájale a tu desmadre, que esto quelotro. Hace unas semanas se paró unos putazos con el del 4, en realidad fue una escaramuza corporal que no fue más allá de las agitaciones y los roces.

Se vuelve necesario aclarar que, efectivamente el edificio es todo eso y más, pero que ese néctar vecinal, esa amalgama de adicciones, forma un equilibrio, una burbuja placentera y reconfortable que el señor Quejas ha despedorrado con sus cuestiones mundanas. ¿Acaso hay quien no puede dormir sólo porque el vecino tiene un concierto en forma? más aún, ¿Eso importa?

Se ha quejado de mi música un par de veces, ayer se gritoneó con la vecina, "pero si sos toda una puta" le dijo, (y es más que la verdad, pero eso no debería ser una queja, sino un agradecimiento) y cuenta la leyenda aún más cosas horribles, cosas de sangre y brebajes y aullidos (naaa, pero se oye chido).

Pero ese hombre duro, ese cabrón, ese revientahocicos, esa cuna de alaridos, tiene un gusto, un amor, una debilidad. Se trata de tres macetas que cuida mas que a su culo. Las pone al sol por las mañanas y noches pa que les de el fresco. Las mima y les canta rolitas con voz cuasiangelical chingame el oido.

Hoy, hace unas horas, una de las tres macetas desapareció. Sr. Quejas pegó el grito en el cielo, mientras esto escribo, él aún indaga con una vecina. Se pasea por el edificio como perro, pegando la nariz a las puertas, dejando su aliento de venganza, se frota los nudillos, yo lo se.

No tardará mucho en dar con la maceta en el depósito de basura, hasta el fondo, muy al fondo pero alcanzable para quien busca la verdad. El culpable dejó caer tierra y la tierra tiene las huellas de mis zapatos. Así de barbas.

ACTUALIZACION

El asunto está así: hoy a media mañana apareció en la sala mi depa una pelota de tenis. Así sin más, una pelota de tenis que entró por la única ventana abierta, sin romper nada, casi pude imaginarla rodando desde el depa de Quejas hasta el mio, rodando suavecito y paciente, bajando las escaleras con un bote controlado pa decirme, ya sabemos que eres tu. ¿¿Qupe hace una puta pelota de tenis en mi salaaaa¡¡¡????

16 comentarios:

fgiucich dijo...

Una buena vecindad más que interesante. Abrazos.

dèbora hadaza dijo...

jojojojo te van a partir la mandarina en gajos!!


jojojojojojo


cuidate y luego escribes como te curaste los ojos va?

Rafael Merino Isunza dijo...

Mi comandante, debió de haber reciclado la maceta. Siémbrele unas semillitas de mota y regrésela a su lugar. Ya cuando empiecen a crecer las matitas, que una llamada anónima llegue a la AFI alertándolos de un peligroso narcomenudista y así los muchachos del FBI mexicano (Fuerza Bruta Indígena por sus siglas) lo suavizan.

Ricardo Árbol dijo...

nomás le quedan dos macetas al putito.

Profana dijo...

Chiaaaa. pos ni que pusieras mala música. Tons por qué se queja?

Al-Guara, habrá tierra afuera de tu depa? Falta que me hagas llegar la lista, pa cumplir a cabalidad con tu voluntá! (enunadesas, no?)

Générique dijo...

Afortunadamente nunca me ha tocado un vecino así, siempre buenos vecinos me tocaron. Y ser buen vecino tiene sus ventajas, reciben tu correspondencia y servicios, toman mensajes y dan razones, toleran tu fiesta y no solo no se roban tus macetas ¡hasta agua les ponen cuando no estas!

Ni modo la debió ver venir.

Un abrazo.

Tabita dijo...

Tu vecino seguro es resultado de la condición kármica que arrastras por andar jodiéndole las macetas (o vainas parecidas) a tus vecinos anteriores... léase: auguro vecinos aún más pendejos en tu futuro.

. dijo...

A huevo!
si después necesita complices para planear y llevar a cabo el secuestro de las otras dos, nomás digame! n_n
ah! si, secuestro, por que la idea es pedir rescate por ellas :D
asi, hasta para las chelas alcanza!!
jajajaja saludos!

Lilith Reznor dijo...

ehm... gracias por su post... me honra saber que le gustó alguna línea que yo haya escrito.

lo visitaré seguido.

saludos!

Misántropo Acaudalado dijo...

¿Ya probaste coleccionar botellitas de agua y ponerlas junto a sus plantitas y evitar que los perros se caguen en ellas?

Si eso no te hace un buen vecino, el ruco vive deshumanizado.

Saludos

La Sibila de las sílabas sibilantes dijo...

Jajaj esto se está poniendo buenoooooooo! y ahora ¿Qué sigue? ¿La otra macetita y una pelota de basketball?

Besos muchos, Don!

P.S.

La discusión respecto a ese punto sigue acalorada, no obstante, se han encontrado textos donde la Sibila dice: "Vénganos tu reino" lo que se interpreta como un seeeeeeeeeeeeeeeeeeee.


Besos

The fool dijo...

Mire comandante que el problema de su vecino parece ser que no cena y descarga todo su amor en sus plantitas, sino, quién se quejaría de vivir en tal burbuja de placer?
Haga un pentagrama y ponga al centro su macetita, así le bajará dos rayitas a su desmadre.

diplomados dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mosco dijo...

Cierto... Yo la vi el domingo, abajo de tu mesa... Tan ajena a tu hogar que no pude evitar pensar: "Ah chingá, qué pedo con esa pelota de tennis, pinche Isteri cada vez está más loco..."

One Love!

Mars dijo...

Perdón, fui yo pero me fui corriendo por miedo.

Miedo a que "Quejas" me dijera algo.

Cynthia Ramírez dijo...

"Esa amalgama de adicciones forma un equilibrio, una burbuja placentera y reconfortable" ja,ja por Dios!! ¿Tanta miel en tan poca perversión?