miércoles, 25 de marzo de 2009

Manual de Preferencias Sexuales, mamá no leas esto, hermana, puede darte asquito, abue, no es cierto

Me gusta el sexo al atardecer. Los mejores momentos con una mujer desnuda los he tenido cuando el sol está por despedirse. Mi temperamento sexual es completamente vespertino, así como mi temperamento literario es noctámbulo o mis neurosis diurnas.

Hay un momento en que la tarde forma un paréntesis de tiempo, un limbo, una levedad. Y nada es comparable a enredar mis piernas con las suyas atrapado en esa ligereza.

Me gustan las tardes, los olores, el aliento, los condones texturizados, las rodillas, los chones de algodón, los orgasmos pequeños que nos arrancan un suspiro y los grandes orgasmos que nos revientan el pecho, los dedos, la barbilla, el jazz, el vino tinto que colorea de escarlata los labios y predispone al cuerpo para el mimo; morder los dientes, robarse la mirada de la cómplice en el más clandestino de los instantes, la boca fría, las ventanas abiertas, hablar.

En ocasiones me gusta reir. Coger me provoca la más sincera de las felicidades, una alegría desbordada que más de una vez me ha orillado a la carcajada a mitad del acto. Me gustan pocas posiciones por vez, prefiero el placer de agotar una posibilidad que el placer de la aventura, prefiero hacerlo en una cama por encima de todas las cosas y, de ser posible, dejarme , dejarnos, alguna prenda puesta.

Digo todo esto porque hoy por la mañana pensé que en realidad soy más aburrido de lo que quisiera, me encantaría que me gustara dar nalgadas o máscaras de cuero o sexo virtual o al aire libre, o ya de perdis me gustaría que me gustaran las posiciones exóticas con patitas levantadas o caderas retorcidas, pero nee, nunca me contratarían ni pa peli porno ni pa latin lover, chale, así de barbas.

9 comentarios:

**aeromusa** dijo...

aah si la tarde...

=D

dèbora hadaza dijo...

de acuerdo:

-Me gusta el sexo al atardecer. Los mejores momentos con una mujer desnuda los he tenido cuando el sol está por despedirse.

-En ocasiones me gusta reir. Coger me provoca la más sincera de las felicidades, una alegría desbordada que más de una vez me ha orillado a la carcajada a mitad del acto.

-nunca me contratarían ni pa peli porno ni pa latin lover,


solo en una cosa no estoy de acuerdo: yo odio los condones.

saludos

Karla V dijo...

shiales... a mi sí me gustan las nalgadas :)

The fool dijo...

Uy qué bonito. Sexo al atardecer, hasta te pone los ojitos rosas como puesta de sol.
Lo sabroso del amante, más que su innovación es su pericia en un cuerpo, el cuerpo del amado. Un noviecito me decía 'tengo doctorado en tus rincones'.. y con eso estaba hecho.
Salud!

Luchador Socialemócrata dijo...

Los atardeceres y el sexo son ricos, siempre y cuando este último se prolongue hasta la mañana siguiente, en un espacio y tiempo que no tenga distingos.

¿Qué del sexo sin amor, o del amor sin sexo?, prefiero el primero, ya que el segundo lo siento rengo, tullido o en el menor de los casos torpe.

Aunque confieso que tengo una fijación, por despertar entre las 4 y 5 de la mañana para urgar entre las sabanas, toallas o edredones, buscando aquel lugar que me cautiva con su aroma y humedad, para poder iniciar un nuevo ciclo, cuando la otra mitad aún permanece media dormida, despertandola sin más ni más con una caricia brusca o con unos lengüetazos tiernos...

Invierno Funk dijo...

se habla tanto de usted que es imposible evitar pasar por aquí y refrescar la mente con un buen post...

quiero reclamar contundentemente por elaborar un post que además de bueno... conmina, invita, antoja e incita a la cópula vespertina... cuando precisamente me encuentro y me encontraré por un rato más en la oficina... que asco me doy...

es choro. es un gran refresco leer esto

=D

saludos cordiales

Ricardo Árbol dijo...

Ah chingar a su cama.

Mars dijo...

Los calcetínes son una prenda muy sensual.

SiK dijo...

me quedé con una duda que me mataaa.....¿que paso con el ruco??
encontró su maceta? y la pelota.........que pasó con eso??